El Reto de Shepard (O por qué correr 66km a -10ºC por un peludo)

Antecedentes: Shepard,un Perro Pastor Alemán, línea de belleza, abandonado en plena Gran Vía de Madrid. Unos amigos de la ASOCIACIÓN ACUNR lo recogen, miman, buscan el Chip de identificación, ya que el perro es demasiado bonito para que lo abandonen y resulta que se lo han quitado. Entonces encuentran que está tatuado (perro con pedigrí), hablan con el criador y no les quiere facilitar el nombre de quien lo compró. ¿Por qué alguien abandonaría un perro en plena Gran Vía de Madrid, quitándole el chip que identifica al dueño, sabiendo las posibilidades que hay de que muera atropellado?. Desgraciadamente fácil respuesta en el inhumano mundo en el que vivimos: El perro tiene “Displasia de Cadera Severa” y la operación cuesta 4.000 €. La opción más salvaje en el mundo en que vivimos: abandonarlo a su suerte (¿quien es el animal?). Menos mal que su suerte fue caer en buenas manos. Ahí es donde entra Sergio, que se le ocurre para recaudar dinero y costear su operación, vender kilómetros solidarios. La ruta propuesta, salir de Navalafuente y llegar a Cercedilla justo antes del II Canicross Cercedilla que se organiza allí el 02/12/2012, para después además, correrlo él, así que deberíamos salir por la noche. En cuanto nos enteramos de lo que quería hacer, varios del grupo Bandolero nos ofrecimos a acompañarle y aportar nuestro granito de arena para ayudar a Shepard. Además, daban mínimas de -10º C, lo pasaríamos bien, jajaja El reto de Shepard sería épico, más aún con el final que leeréis si sois capaces de aguantar mi prosa… (Ah!, y hay sorpresa al Final!!)

Comienza el Reto de Shepard:

Cenamos en casa de Nerea, con el gran Cheff Tito que nos llenó las tripas de suculentos manjares y acabamos con dolor de estómago, pero más por las risas que nos echamos 🙂

Nos disfrazamos de Trailrunners y fuimos al punto de salida. Mientras explicábamos al equipo de apoyo los puntos y horarios en los que tenían que estar para avituallarnos y darnos impulso humano, una voluntaria de ACNUR entrevistaba a Sergio grabando para después enviarlo a un canal de TV  (o lo intentaba, porque se nos oía más a nosotros que a él). –“Silencio por favor!!!, grabandooo!!!”

Allí estábamos preparados Nerea, Tito, David, Cecilio, Sergio y yo, además de los cuadrúpedos peludos Copito, Iris y Bogart. Foto de nuestra Chofer-Fotógrafa Ana (Memphis) y contamos desde 10 hacia atrás sin usar los dedos.

GO!! Salimos escopetados hacia la Montaña que se siluetea en la fría noche.

Primeras cuestas, el cuerpo entra en calor y en lo alto del primer repecho Copito (Alias El Loco de La Colina) decide hacerse unos kilómetros más por el Reto y que nosotros los hagamos también dando vueltas y chillando para encontrarle y traerle al redil. Solución: buscar una simbiosis hombre-perro atándole en Canicross al que sería un gran equipo: “Los Macarroni Bandoleros”, formado por David y Copito. Se juntaron el hambre y las ganas de comer y al grito de: “Vamos Copitooo!!, que estos son unos Mierdas!!”, nos subieron alegremente al puerto de la Morcuera. La noche era gélida. Un cielo totalmente despejado, lleno de estrellas y con luna casi llena, sobre nuestras cabezas. Los frontales en algunos tramos apagados para disfrutar de la belleza de la Montaña y su tenue iluminación Lunar, reflejada en la nieve que desde hacía buen rato pisábamos.

Llegando al puerto, nos chillan, animan y dan “viandas” y caldo caliente que nos repone un poco el cuerpo y enseguida salimos a la inversa del recorrido del Gran Trail Peñalara, dirección Hoya de San Blas. El recorrido más fácil y rápido hubiera sido Cuerda Larga, pero dada la cantidad de nieve caída éstos días, la temperatura que ya estaba a -5ºC (temperatura sin contar la sensación térmica, que ya estaría por debajo de los 10) y que llevábamos canes, la mejor opción era bajar, a sabiendas que el recorrido pasaría a ser totalmente corrible (que no horrible) 😉 Gracias equipo de apoyo!

Placas de hielo, resbalones, pista, correr, correr, correr, así llegamos en breve espacio de tiempo a la zona donde mis padres me traían de pequeño. Allí me subía a toda piedra que veía y me metía rapelando en la raja (no peséis mal, de hecho en mi familia la llamamos “la grieta” que suena mejor) antes de que hubiese ni una sola vía de escalada. Allí es donde la Montaña se hizo un hueco en mi vida hasta conseguir que fuera una droga dura la cual necesito cada vez más. Esos caminos me los se de memoria así que enlacé senderos para huir de la pista que además nos atajaron hacia la carretera de Manzanares a Soto, donde cogimos el camino que va pegado al embalse de Santillana. Ésta fue la parte más fría de la noche, más o menos a las 5:30 AM. Los termómetros rondaron los -10ºC y la sensación térmica era de “joder la ostia me cagonlaputa”. El vapor que exhalábamos nos nublaba la visión y pisamos más de un charco, lo mejor para llevar los pies calentitos, joder…

Un coche de la Guardia Civil ve las luces y debió flipar porque dio la vuelta de nuevo buscando los “extraterrestres”, jajajaja

Vamos ya por el kilómetro 45 y casi 6 horas. Llevamos sin parar de correr continuo desde Morcuera, hace ya más de 25 kilómetros, después de los otros 20 de subida al puerto a tope. Menos mal que nos animan en Manzanares y nos dan de nuevo calor nuestro equipo logístico. Desde aquí todos sabemos lo que nos sigue esperando, empieza por “co” y acaba por “rrer”. Otros 21 kilómetros sin descanso, de correr, correr, correr, CORRER!!!

Cruzamos Manzanares el Real, dirección la entrada al parking de La Pedriza (CantoCochino) y enfilamos la pista que va al pie de la Montaña y se dirige a Matalpino. El sol empieza levemente a mostrar su haz, con timidez, con algo de luz, pero aún con la estufa que incorpora apagada.

Corriendo pasamos Matalpino, las últimas casas de la urbanización Vista Real, por sus caminos más Norteños. Aquí nuestros cuerpos van chillando calma y aprovechamos cualquier parada de liberación de aguas (mayores o menores) para estirar nuestras articulaciones.

Por senda junto a la carretera llegamos a Navacerrada, último avituallamiento.

Que bien nos sentaron los sándwich y la cafeína de la cocacola para afontar los últimos 8 kilómetros que haríamos para variar, corriendo. Allí Sergio cambia de perro y coge a Metal. Lo primero que pensé cuando vi semejante “morlaco” atado a la fina cintura de Sergio, después del tute que llevábamos, fue: “lo va a descoyuntar”. ¿Sexto sentido? 😛

Una última subida rápida por unos senderos por los que disfruto normalmente descendiendo a tope en MTB y ahora peno haciendo que corro, nos lleva a cruzar la carretera junto al Restaurante La Fonda Real. Desde allí ya solo queda dejarse caer hasta Cercedilla por unos bonitos senderos entre sus robledales.

Voy guiando a voz en grito al equipo Macarroni en los cruces de sendas conflictivos, mientras corro y hablo por teléfono con Mikel y Leire para guiarles por donde saldremos, ya que nos acompañarán los últimos kilómetros. Nos encontramos, agrupamos y salimos a la Pista del Calvario, que nos adentra en Cercedilla y nos dirige ella sola al Polideportivo donde nos anuncian por Megafonía y el público aplaude y empuja con sus gritos de ánimo.

Me abrazó gente para darme la enhorabuena y las gracias por lo que acabábamos de hacer que no conocía absolutamente de nada y me agarraba a ellos como una lapa al sentir su calor, jejeje, perdonad, llevaba mucho frío 😉

Llegamos con el tiempo justo de darnos una ducha en el polideportivo antes de ver la salida del Canicross. Sergio se cambió para afrontar su última parte del Reto de Shepard, volvió a cambiar de perro, ésta vez cogiendo al vigoréxico Max, que le acompañaría en los 8 km del canicross. Deseamos suerte también a Leire y su “aitá”, que compiten también.

Si habéis conseguido llegar hasta aquí leyendo sin dar cabezazos contra la pantalla del ordenador atentos…

Salida del Canicross, los perros ladrando, los corredores nerviosos, salen escopetados y Sergio se cae. Es normal caerse en la salida de un Canicross, se cruzan corredores, perros, correas… No le dimos más importancia, se levanta y tira con mala ostia (lo normal). Nosotros nos vamos mientras a tomar un café.

Allí al rato nos enteramos que Sergio se lo lleva una ambulancia porque se le ha salido el hombro!!. El “Pedazo de Animal” y no hablo de Max, hablo de Sergio, se levantó del suelo con la adrenalina a tope, con la fuerza que te da saber que tienes a tu gente apoyándote y todo lo que ha movilizado este Reto tan duro y bonito y siguió con dolor, pero sin saber realmente su estado. Me contó que por el kilómetro cuatro el dolor era insoportable y que se vio corriendo como Ace Ventura en la escena en la que le ponen los dardos adormecedores, jajajaja, lo siento Sergio, pero creo que va bien que quien no haya visto la película se ponga en situación viendo la escena, jajajaja

Bueno, pues terminó el Canicross en tan lamentable estado. Que grande. Y que Animal, pero con el corazón tan grande como la Mole del Yelmo.Nos fuimos a celebrarlo (el Reto, no la caída) al Asador de Ángel junto a Mikel y Leire, los ya denominados Bandoleros Vascos, que por cierto, a pesar de decirnos que la carrera le había salido muy mal acabó primera en féminas!! :O

Se te echó de menos Sergio, sobre todo porque dijiste que pagabas tu las cervezas, jajajajajaja

Quiero da las gracias a Sergio Lucas Valenciano por su gran labor desinteresada con El Reto de Shepard, gracias también a su equipo de logística y TV (Voluntarios de ACUNR) que nos trataron tan bien, gracias a Ana (Memphis Madrid) por llevarnos a nuestro punto de salida y por sus grandes fotos, gracias a María Sánchez por traernos un caldo de ultima hora, gracias a David Gonzalez, Cecilio Pérez Agudo, Tito Parra Hernandez y Nerea Martinez por estar ahí también desinteresadamente en una fría noche donde hemos bajado de los -7º, gracias al loco de la colina Copito, Iris, Bogart, Metal y Max por darnos ese empujón en alguna que otra cuesta. A veces el Mundo es INCREIBLE y su gente aun más. Un abrazo!!

Puedes ver los datos de la ruta gracias al Garmin E-Trex 30 que llevé ladrando aquí

Si quieres ver más fotos del Reto que hice, algunas de María y otras de David ladra aquí

Si quieres ver las fotos de Ana (Memphis) ladra aquí

La página de Facebook del Reto de Shepard landrando aquí

Si quieres información sobre adopciones de Acurn ladra aquí o canicross contacta con el equipo Acurn ladrando aquí

Si no quieres hacer nada de esto por lo menos ladra por Shepard!! 🙂

Y ahora la noticia Sorpresa!!!

Vamos a adoptar a Flock (Alias Bogart).

El Reto de Shepard nos ha unido, que nada ni nadie nos separe amigo!!

Bienvenido a tu nueva familia, Dudo!! (tu nuevo nombre Fraggel) 😉

Share

Written by

10 Comments to “El Reto de Shepard (O por qué correr 66km a -10ºC por un peludo)”

  1. iSchumi dice:

    Te tenia ya fichado por Twitter y G+ y al final he caido, Eres muy grande.

    La iniciativa que te has currado (q os habeis currado) de km solidarios para salvar a un perro es casi unica y espero que repetible.

    Llevo mucho tiempo pensando en hacer algo parecido para ayudar un poco mas a los animales a los cuales adoro y tengo un tremendo respeto.

    Desde el corazon, gracias

    • Raúl S. Lara (KbraloK) dice:

      Gracias iSchumi!. Lo de que al final “has caído” suena a que has pecado, así que como penitencia 5km a ritmo medio 3:30, jajaja.Los animales nos dan mil vueltas, ellos lo dan todo por nosotros y esto solo ha sido una pequeña forma de agradecérselo. Shepard se merece mucho mas, el no tiene la culpa de estar enfermo, al igual que el resto de animales de ser abandonados. Lo que hemos hecho es solo un granito de arena y una Montaña la forman millones de granitos de arena. Ésta vez he puesto dos… Por algo hay que empezar!! 😉

  2. lau dice:

    Qué pasada!! Por algo así corro hasta yo 😉 eso quiere decir que tenemos otro perro en la familia???:)

  3. Grande hermano, muy grande. Para estas avísame que aunque sea voy de avituallamiento!!! Un beso y ánimo. Y ya tengo ganas de ver a Fraggel!!!!

  4. mumahec dice:

    Joer kbra, qué pasada de iniciativa! Para los que corremos por el monte, y para todos en general, sois un ejemplo de personas y de modo de vida. Seguid así que sois cojonudos. Un abrazo!

  5. Jesús dice:

    La verdad es que haceis cosas increibles, pero con el Reto de Shepard os habeis salido…….a ver si recupero mis rodillas y un día nos encontramos por estos montes……

Leave a Reply

Message

*