Este entreno Bandolero…Va por ti Nerea!.

Nos tuvo en vilo durante 35 horas, 27 minutos y 20 segundos. Ese fue el tiempo que utilizó Nerea Martínez del Salomon Internacional para marcarse un merecido 1er puesto de su categoría, 2º puesto de Féminas y 16º puesto de la general. Teniendo en cuenta que participaban más de 2.500 personas y que nos consta gracias a la traducción simultánea de la radio del evento, por nuestro Bandolero Internacional Raúl Frechilla y por ella misma, que nos tenía en su cabecita durante La Diagonale des Fous, recurriendo mentalmente a su familia y nosotros en los momentos malos y duros de la carrera para conseguir energía extra, que menos que dedicarle de común acuerdo nuestro ínfimo esfuerzo de un entreno, en comparación a su odisea, pero si con todo nuestro corazón. Va por ti Nerea!!.

Quedamos a las 8:30 de la mañana en el aparcamiento de abajo de La Pedriza. Fallaron algunos, pero hicimos una “grupeta” muy maja. Ander Ortega, David González, Manuel Jiménez, Sergio Lucas y un servidor, Raúl Lara.

La idea loca de Ander: dar la vuelta al mundo corriendo, o casi, se volvió loco haciendo cálculos y se nos iba de madre. Lo del Maratón por entreno cada Sábado parece que se está convirtiendo en una costumbre, jeje.

La sensata: Integral de La Pedriza, pasando por El Yelmo.

La mía: como pasemos por el Yelmo hacemos Cumbre 😉

Y allá que marchamos. La subida al Collado de Quebrantaherraduras se hizo muy rápida y la bajada a Cantocochino más. Que bonitos nombres tiene la Pedriza y eso que no he nombrado el Cancho de los Muertos, Collado de Matasanos o el Collado del Cabrón (si, todos ellos existen O_o). Ahora a subir corriendo sin parar hasta el Yelmo como que si descansas mueres.

Y ya en el Yelmo, como si se me acabara de ocurrir suelto: “Ya que estamos aquí, vamos a ver el inicio de la vía Valentina”. Nos acercamos y cuando vieron el primer largo como que no coló la cosa. Además que las gotas de lluvia hacían que fuese más difícil la subida… Lo entiendo, pero la próxima si, ok? :). Ésta foto para quien no sepa como empieza el tema (y éste es solo el principio).

Así que recurrí al plan “B”, el más sucio y rastrero, atacar diciendo que vaya mierda de entreno le vamos a dedicar a Nerea si no hacemos cumbre y que también podemos subir por la “chimenea”, que por ahí sube hasta mi padre. Así si coló, jejeje

Después de arrastrarnos, encajonarnos y despotricar sobre mi persona, ya estábamos arriba haciéndonos la foto de rigor. Sergio prefirió quedarse haciendo abdominales, dos mil y pico llevaba cuando bajamos, jejeje

A partir de aquí compartimos niebla, frío, lluvia fina, nubes, preciosos paisajes pedriceros y kbras, infinidad de kbras y kbrones (kbras machos, lo que viene siendo). Llegamos al Collado de La Dehesilla y seguimos las marcas amarillas y blancas que nos llevarían hasta Las Torres.

La pedriza húmeda no perdona, todos sufrimos alguna que otra caída con mayor o menor consecuencia, pero correr por allí viendo como las nubes tapan y destapan los enormes bloques graníticos es simplemente embriagador y compensa con creces.

La zona de las Torres es un lugar increíble que os recomiendo, si es que aún no habéis estado allí. Es una auténtica locura granítica, un laberinto de bloques pétreos donde necesitarás manos y piernas para avanzar, donde todos los sentidos se mantienen alerta y donde dar rienda suelta a esa KbraloK que todos llevamos dentro. La imaginación buscará formas en las que plasmar nuestro subconsciente más profundo. Yo veo un Moai de la Isla de Pascua, lo juro… jajajaja

Una cosa, he pensado adiestrar alguna que otra KbraloK de las que vimos, hacerme un chamizo y quedarme allí para siempre. Lo digo por si algún día pasáis y me veis ordeñando una, que no olvidéis saludarme. Por cierto, las que se ordeñan son las que no tienen cuernos, no?, como me equivoque se de una Kbra que se va a hacer mi amigo inseparable :P)

La bajada desde las Cumbres hacia el Refugio Giner tiene algunos tramos por bosque muy disfrutones, donde dar rienda suelta a tus patas y a tu coco. Después de tanto estrés corriendo entre bloques donde no puedes despistarte ni un ápice, el encontrar zonas “lisas” entre bosques de ensueño hace que bajemos hacia el Refugio Giner a una velocidad increíble.

En breve llegamos donde el cerdo canta (Cantocochino) y de allí de nuevo una rápida subida al Collado de Quebrantaherraduras y la bajada hacia el aparcamiento de la entrada del Parque Regional a “Marica el último”, como si las 5 horas y 1/2 que llevábamos de entreno nos hubieran sabido a poco.

El Post se hizo breve y con falta de personal (hay vida después de el Trail y hay que cuidarla). Lo que sí aprovechamos es para seguir hilando lo que va a ser el mejor Ultra de éste año para muchos de nosotros… El Ultra Bandolero… Próximamente en las mejores pantallas!!. Y no olviden mineralizarse y supervitaminarse!!.

No se vayan todavía aún hay más!! 😉

Os dejo con el video que grabó y editó Ander el día del entrenamiento:

Share

Written by

2 Comments to “Este entreno Bandolero…Va por ti Nerea!.”

  1. ¡Qué pasada de fotos! y el vídeo de Ander, ¡Genial!
    Menudas rutitas os marcáis. Tengo la parte de la barbilla absolutamente irritada por culpa de la baba
    Yo de mayor quiero ser BANDOLERO

Leave a Reply

Message

*