Treboltrail o la carrera del buen rollo.

No quería dejar pasar la oportunidad de volver a publicar algo sobre una de las carreras más agradecidas de la sierra del Guadarrama:  La TrébolTrail. El año pasado me tocó a mi disfrutarla, este año le ha tocado a Nuria Larrubia. Y así nos lo cuenta! 😉 :

Fecha: 11/05/2014

Ficha técnica Distancia: 18,8 km

Desnivel: 950 m positivo y 950m negativo.

Acabé corriendo la Tréboltrail por casualidad, animada por amigos que pertenecen al club que lo organiza y por otros que tenían ganas de correrla. Mis dudas acerca de la carrera se centraban en que no es mi distancia favorita, pues para mí es rápida.

A pesar de esto finalmente allí estaba el día de la carrera con mi dorsal, mis amigas (Bárbara, María, Maribel, y Noe) junto a otros amigos (como Ceci, el de la foto) y al resto de corredores, dispuesta a disfrutar, lo que no esperaba era pasármelo tan bien.                                                                                          1

¡¡Salimos!! Ehhh ¿dónde vas? intento marcarme mi ritmo, aunque no soy rápida esta carrera me la quiero tomar un poco más tranquila de lo normal, ya que en dos semanas tengo el maratón de El Soplao. Así que en la salida me distancio y cada una de mis amigas sigue su ritmo de carrera. Voy hablando con algunos compañeros de camino (ni corriendo logro estar callada y los que me conocen pueden dar fe de ello) y disfrutando de la carrera.

aIMG_1677

Primera subida, qué chula, por un sendero que discurre entre pinos. Los que van conmigo comentan que hay que dejar ganas para las otras dos subidas que quedan. Voluntarios que animan por el camino ¡¡qué bien!!. Después de la primera subida a bajaaaaar, camino de tierra suelta, me encanta y a disfrutar hasta enlazar el sendero. Caras conocidas, veo a Jorge antes del primer avituallamiento holaaaa y al llegar bebo isotónico en el puesto donde está Marga, qué bien, mini charleta y a seguir.

Un bonito sendero me lleva hasta el primer control y más ánimos : ) de los voluntarios y ahora comienza la segunda subida ¡qué chula! entre árboles y muy empinada, a sudar jejejee cómo estoy disfrutando. Para rematar arriba están animando con cencerros qué subidón ‘una foto chicos, que os lo merecéis ‘ jajaja y antes del Telégrafo más voluntarios que animan.

image

aIMG_1677aUn reportero me graba por el camino y me pregunta qué tal, ‘pues genial, disfrutando mucho’ le digo. Llegando al avituallamiento veo a mi amiga Noe ¡que buen rollo de carreraaaa!, le grito entre ánimos de los voluntarios. Allí como naranja, bebo… ¡¡anda los kbralokas!! Raúl con las fotillos y Alex y Víctor atentos a lo que los corredores necesitamos. Noe sigue y yo me quedo a hidratarme bien que no tengo prisa y hace calor. Justo al salir el reportero de antes me pide que repita lo del buen rollo de carrera, ¡¡pues claro que sí con lo bien que me lo estoy pasando!!.

aIMG_1679

aIMG_1679a

aIMG_1684

Bueno vamos con la siguiente bajada ya a disfrutar, upps en medio de un camino hay vacas (que no me molan mucho) así que decido apartarme un poco. Me encuentro con Noe en la bajada y vamos juntas un rato, más controles y voluntarios que animan, si es que así da gusto correr. Mientras continuamos vemos más caras conocidas, Pablo y David otra charletilla y entonces llegamos al control donde está Lito, jajaja que guay.

Ahora a subir de nuevo… Me distancio un pelín de Noe y sigo a mi ritmo. Una chica que va asfixiada porque no lleva agua me pide de la mía y le doy para que beba. Continúo por el cuestón y ahora el cortafuegos, es la última subida y también me está gustando. Llego al último avituallamiento y apenas paro. Allí me entero de que el tobillo no le ha dejado acabar a María, qué pena, bueno lo importante es que se recupere del todo.

Y a bajaaaar ahí está Raúl haciendo fotos y le digo lo bien que me lo estoy pasando. Al poco me encuentro a Ceci y a Eliseo que suben animando (después de haber llegado a meta hace mil horas claro jaja) y me dicen que me quedan unos toboganes muy chulos ¡es verdad, qué divertido!.

aIMG_1684a

aIMG_1684b

Antes de llegar veo a Encarna, anda que ilusión y ahora queda el tostón del asfalto, uff qué pereza, me pongo los cascos que me dan alas y entonces llego, yupiii, allí están Rubén y las peques con quienes entro de la mano en meta. Al fondo Maribel y Bárbara, que han llegado, me abrazo a ellas pletórica y al poco llega Noe.

aIMG_1684c

aIMG_1684d

En la meta miles de atenciones para los que seguimos llegando, increíble. Y en mi cabeza un pensamiento: al año que viene repito.

Comparando esta carrera con otras similares que he corrido, creo que lo que marca la diferencia en ésta es una combinación perfecta de buena organización, divertido recorrido y excelente actitud de todas las personas involucradas en la misma.

A nivel de recorrido la carrera me gustó mucho, pues tiene tres subidas estupendas de las que te suben las pulsaciones (aunque mi favorita es la segunda) y bajadas divertidas, con unos toboganes finales que te hacen disfrutar de la carrera del principio a fin.

A nivel de organización tengo que decir que está excelentemente marcada además de existir voluntarios a lo largo de todo el recorrido pendientes de los corredores. Los avituallamientos perfectos, isotónicos, fruta fresca, chocolates, gominolas… vamos no faltaba de nada.

image

IMG_1789Y lo que realmente fue la guinda es que desde la salida a la meta no me quité la sonrisa, pues en cada puesto de avituallamiento, en los controles y en cada lugar que encontrabas voluntarios (algunos de ellos eran conocidos, pero otros muchos no) los ánimos que te daban y el entusiasmo que transmitían aumentaban el buen rollo de los que corríamos.

Hasta el próximo año Treboltrail.

Share

Written by

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message

*