Mochila Salomon XA 10+3

Lo primero comentar que es una mochila de gama media, aún así muy técnica, con una bolsa de hidratación inmejorable sin PVC/BPA, con conector Plug’n Play y tubo forrado de neopreno (solo la bolsa de hidratación ya cuesta más de 30€, por lo que el precio de la mochila no es desmesurado). Es bastante amplia para lo que yo suelo llevar, pero tenía ganas de una mochila más grande, sobre todo para invierno. Más ropa de cambio… Me gusta mucho el nuevo diseño, se ajusta muy bien, apenas se mueve y el poder ampliarla 3 litros más en caso de necesidad, simplemente abriendo una cremallera, es una gran idea. Muy útil el bolsillo con cremallera en la cintura, para llevar GPS de mano, geles… El otro bolsillo de la cintura creo que sin cremallera con ese tamaño vale para bien poco (hablaré con mi madre y que le ponga una, jejeje).

Lleva también el soporte rápido para los bastones, gracias al cual no hace falta quitarse la mochila para atarlos a la espalda. Lo he probado en casa, sin correr con ellos y parece que los fija decentemente. Lleva dos bolsillos de rejilla, uno a cada lado. No se si la idea es poder utilizarlos para botes de hidratación. Yo lo he probado y entran, pero tiene pinta que con agua saltarán, aunque se me ha ocurrido una cosa simple para evitarlo que colgaré en “Las ñapas del abuelo Manué” más adelante ;).

La primera prueba que he realizado con ella ha consistido en 3 horas y media por los montes de El Escorial, corriendo, saltando, trepando, subiendo, sudando… Y ahí llegamos a un par de cosas mejorables. El sistema de ventilación de la espalda es muy escaso, el sistema “airvent” que incorpora debería mejorarse, aunque repito que por tamaño la veo más una mochila para invierno, donde meter más ropa, por lo que la sudación se notará menos que con una camiseta subiendo a pleno sol por los roquedales del Escorial.

La segunda cosa mejorable, aunque de fácil solución con un “Briconsejo Trailrunnero” es la fijación de la bolsa de hidratación. Está genial que tenga su propio departamento o bolsillo para ella sola, pero si la llenas de agua y la cuelgas de los dos velcros azules cosidos para tal menester, ¿que ocurre?. Esto:

Es debido a que el bolsillo es más largo que el tamaño que la bolsa de hidratación, por lo que ésta, cuando tiene peso, se queda colgando de las asas y  hace esa incómoda doblez que te molesta en el cuello. Si no la sujetas de arriba la bolsa se hace una pelota y se baja al fondo de la mochila, molestando un poco a los riñones, saltando en su habitáculo y ocupando más espacio del que debería. Yo lo he solucionado colocando unos cordinos de los velcros al asa de la bolsa (una extensión de los velcros, vaya). Con esto la bolsa apoya abajo pero cuelga de arriba, como debería de ser.

Por lo demás, muy contento con ella, me parece una buena mochila cuando necesitas más espacio de lo habitual, con muy buena calidad relación-precio. Aunque me sigo declarando fan de la Advanced Skin S-Lab 5. Pero cada una es para lo que es. Más especificaciones en la página de Salomon.